martes, 21 de octubre de 2014

El turno de la Justicia cómplice

  • Comunicado de Prensa del TOF Nº1 de Tucumán

El miércoles 29 de Octubre del corriente año a partir de horas 09:30 dará inicio en el Tribunal Oral Federal de Tucumán, la audiencia de debate en la causa “Martínez Manlio Torcuato s/ denuncia”, Expte FTU 401118/2000/TO1 en la que se encuentra imputado Manlio Torcuato Martínez de los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público (art. 248 CP) y denegación y retardo de justicia (art. 274 CP); en carácter de partícipe (art. 46 CP) en los homicidios calificados de María Alejandra Niklison, Fernando Saavedra, Eduardo González Paz, Juan Carlos Meneses y Atilio Brandsen (art. 80 incs. 2 y 6 CP).- Asimismo, por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público (art. 248 CP), prevaricato (art. 269 CP), privación ilegítima de la libertad (arts. 144 bis incs. 1 y 3 del CP) en relación a Miguel Atilio Romano (f.). Finalmente se le imputa haber sido miembro de una asociación ilícita (arts. 210 y 210 bis del CP).

La causa se sustancia ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán integrado para el juicio por María Alicia Noli (Jueza de Cámara),Hugo Norberto Cataldi y José Fabián Asis (Jueces de Cámara subrogantes). Actúan en representación de la acusación pública el Sr. Fiscal General Subrogante Dr. Leopoldo Oscar Peralta Palma y el Sr. Fiscal ad hoc Pablo Camuña; como representantes de la querellas, por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y por María Delina Romano y Silvia Patricia Romano, los Dres. Bernardo J. Lobo Bugeau y Pablo Gargiulo; como representante de la querella de María Alejandra Romero Niklison,  Gerardo Romero y Lucía Romano, los Dres. Emilio Guagnini y María Alejandra Romero Niklison. Intervienen en representación del Ministerio Público de la Defensa los Sres. Defensores Públicos Oficiales ad hoc Adolfo Edgardo Bertini y Vanessa Lucero, por la defensa del imputado.
Fueron citados para prestar declaración 62 testigos. La audiencia continuará los días 30 de octubre, 6, 7 y 13 de noviembre de 2014 a partir de horas 09:30.

miércoles, 15 de octubre de 2014

El zapato

  • por Tina Gardella para el Diario del Juicio

Fotografía: Archivo del Diario del Juicio

A esta altura, poco importa si el pabellón era el “E” o el “F”, o si las diferencias, obviamente no sólo semánticas, entre “presos políticos” o “subversivos” marcaban distinciones sustanciales.
Lo cierto, lo tremendo y cruelmente cierto, es que con lo escuchado y narrado por los testigos, ya quedó claro porqué se juzga a Villa Urquiza como un centro clandestino de detención, más que como una cárcel.

viernes, 10 de octubre de 2014

La verdad de las palabras

  • por Gaby Cruz
Fotografía: Mikaela Domínguez
Hace unas semanas, casi un mes, esta cronista tuvo una extensa entrevista con las profesionales que integran el equipo interinstitucional de acompañamiento a testigos víctimas del terrorismo de Estado. En esa oportunidad las psicólogas compartieron sus experiencias y percepciones del compromiso que este trabajo implica. Compartieron, también, algunos conceptos e ideas que en cada audiencia del debate oral y público por la megacausa Villa Urquiza, quien escribe va percibiendo, recordando y resignificando.

En aquel momento la megacausa en la que se juzgan los delitos de lesa humanidad cometidos en el penal de Villa Urquiza (Tucumán) entre los años 1975 y 1983, todavía no había empezado. Hoy, pasada la quinta audiencia, algunas palabras toman más fuerza, más presencia y, quizás, otra dimensión. “Entonces, el testimonio tiene valor de verdad y eso es un plus de exigencia”, había dicho Luisa Vivanco cuando hablaba de las declaraciones testimoniales de los testigos víctimas. Aquellos que sobrevivieron al secuestro, a las torturas, a la muerte. Los que tuvieron que reinventarse, reconocerse, y seguir adelante buscando una justicia que los ayude a sanar.
El martes 7 empezó la ronda de testigos. Las expectativas estaban puestas en que esta etapa inicie el 23 de setiembre, durante la segunda audiencia. Las dos testigos que pasaron ese día hablaron de su paso por el penal de Villa Urquiza y sus traslados desde los centros clandestinos de detención. Ambas habían sido secuestradas, torturadas y son víctimas de delitos sexuales. “Esto es un coito eléctrico”, contó Lilián R. que le decían mientras le aplicaban la picana en los genitales. “No vas a poder tener hijos”, amenazaban los torturadores. Lilián decidió no ampararse en el Protocolo de tratamiento a testigos víctimas de delitos sexuales y declaró con la presencia de los imputados.